Terre, Alicante.

Terre, Alicante. 

Alicante es una ciudad dinámica en muchos sentidos, incluido en el gastronómico. Su amplio abanico de posibilidades permite poder elegir entre bares, taperías y restaurantes de diferentes tipos de cocina y precios.

La presencia en estos momentos de un número no menor de empresarios que apuestan por negocios de restauración muy pegados a lo actual, crece de manera notable. Un aporte que imprime un aire chic al Alacant gastronómico. Modelos de negocios que bien podrían reconocerse en espejos clásicos como el Nou Manolín o Piripi aunque de ambiente más refinado.

A la veterana Taberna del Gourmet o al ya reconocido Portal, se le une este Terre del grupo Murri.  Un proyecto ambicioso que comenzó hace menos de un año y consistió no solo en la apertura de este restaurante, sino también en el traslado del antiguo Murri de San Vicente a la mismísima explanada alicantina, ambos restaurantes juntos, pared con pared como si de un mismo embrión se tratara.

El interiorismo de Terre corrió a cargo de Sandra Tarruella (quien hizo anteriormente lo propio en El Celler de Can Roca). Tarruella logra crear un ambiente de nivel, donde la sorprendente altura del local, la buena distribución y sobre todo el cuidado montaje cobra protagonismo. La estructura adopta tres aspectos altamente buscados en muchos restaurantes de corte contemporáneo: amplia cocina a la vista, zona de tapeo para breves visitas y comedor, una combinación aparentemente ganadora en la vertiente estética.

Claro que no sólo de estética vive el Hombre (ni ningún restaurante). Ese es el elemento más llamativo de Terre, el buen ambiente sobresale frente a su cocina. Una cocina basada en elaboraciones sin excesivas complejidades que apuesta claramente por dar protagonismo a un producto de tierra y mar de calidad tratado en muchas ocasiones a la brasa, sello de la casa. Todo ello a través de una carta fija de precios contenidos que se complementa con recomendaciones que cambian diariamente. Croquetas de rabo de toro, ensaladilla de atún rojo, salazones, ventresca de atún a la brasa o las chacizas ibéricas forman parte ya de los platos con más éxito de la lista.

Encontramos sin embargo muy cuestionables las afamadas croquetas de rabo de toro, de guiso flojo y textura exterior dura que recuerda a esas barritas industriales de pescado congeladas.

El secreto ibérico de bellota aunque se presenta con buen tratamiento y punto de cocinado, le sobra el segundo apellido. No ocurre lo mismo con el sabroso pepito de pluma ibérica, un bocado que deja un espléndido y duradero sabor.

El arroz de atún, aunque de buena base, se mantiene por debajo del intervalo “al dente”

La propuesta dulce mejora la experiencia. La tarta de queso y el coulant de turrón y helado de yema tostada son dos imprescindibles en este apartado.

Derroche ambiental y buena puesta en escena en uno de los restaurantes que más están dando que hablar en Alicante.

Terre, Alicante

Passeig Esplanada d’Espanya, 11,

03002 Alicante.

Teléfono: 965 29 78 08

Precio medio por persona: 35€.

www.restauranteterre.com

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *