Restaurante Eustaquio Blanco, Cáceres.

Restaurante Eustaquio Blanco, Cáceres.  

Alejado del precioso casco antiguo y en plena Avenida Ruta de la Plata, se encuentra este restaurante cuya andadura comenzó hace más de nueve años.

Fue el ya fallecido Eustaquio Blanco quien en 2007 decidió iniciar un proyecto muy personal y renovado respecto a lo que en ese momento dejaba en el (todavía vivo) Figón de Eustaquio.

Esa renovación fue de calado y abarcó tanto al concepto gastronómico, manteniendo eso sí la esencia de su cocina, como a la propia infraestructura y estética del restaurante, dando lugar a un amplio y moderno espacio y a una de las salas más acogedoras y de mejor montaje de la ciudad.

Su hija Nerea Blanco es la que gestiona en la actualidad el groso del negocio en línea con la filosofía y legado que dejó su padre. El equipo de cocina está encabezado por Miguel Ángel Sánchez después de la marcha hace unos meses de Manuel Espada tras nueve años en la empresa para dedicarse de lleno a la próxima apertura del restaurante Albalat junto a Juan Miguel Palacios.

La propuesta en carta combina platos clásicos de la gastronomía extremeña como la perdiz estofada, el frité extremeño o el cordero a la antigua, con elaboraciones de corte más contemporáneo.

Además, ofrece dos menús degustación, nº 1 (36€) y nº 2 (38€) muy similares entre si y compuesto por seis pases cada uno. Con el objeto de probar el mayor número de platos identificativos de la casa, seleccionamos el nº 2 con un cambio en el plato de carne (el solomillo de cerdo por perdiz estofada) por sugerencia de Nerea.

Los dos vinos de la tierra (incluidos en el menú) que acompañaron a la degustación fueron “Suerte del Rey” y “Viña Puebla selección”.

El menú comienza con lo mejor de la degustación, un aperitivo a base de un bocadito de foie muy untuoso y sabroso, con un punto dulce que realza el conjunto.

Buenas en textura y sabor las croquetas de jamón y original la base sobre las que se apoyan, un crujiente de yuca al que le perjudica el exceso de curry.

Sensacional el revuelto de la casa con boletus, espárragos y gambas: producto y ejecución.

Muy jugosa la merluza rellena de setas y gambas, una combinación que aunque repite elementos del anterior plato, mantiene el nivel.

No convence sin embargo uno de los clásicos de la casa, la perdiz estofada, algo reseca, acompañada de una salsa de punto ácido.

El postre “locura por chocolate”, de varias texturas, cumple mínimos.

En definitiva, una propuesta que conjuga de manera acertada un agradable ambiente con una cocina bien resuelta que oscila entre lo tradicional y moderno. Ingredientes que sin duda ubica a este Eustaquio Blanco entre los tres mejores restaurantes de la capital cacereña.

 

Restaurante Eustaquio Blanco

Avenida Ruta de la Plata, nº 2. 10001. Cáceres.

Teléfono: 927238555

Precio medio por persona: 35€

Menú Degustación nº 1: 36€, nº 2: 38€ (ambos con vino, agua, café e IVA incluido)

Menú del día: 18.5€.

http://www.restauranteeustaquio.es/

Abre todos los días.

Febrero´17

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *