Honky Tonk, Monesterio

Honky Tonk, Monesterio  

2017

Fue una de las sorpresas más grata del pasado año. Un descubrimos fruto de la casualidad mientras visitábamos Monesterio en busca de restaurantes que tuvieran un mínimo de calidad para incluirlos en nuestra guía de restaurantes de la provincia de Badajoz 2017. Su frescor (aún presente), fue suficiente como para seleccionarlo finalmente en la guía con otros restaurantes más veteranos de la localidad, como “El Rinconcillo” o “Los Templarios”. Un año después, volvemos altamente motivados para ver su evolución.

El cambio más visible del proyecto es el estético, tan necesario como esperado. Queda atrás el ambiente a tasca desaliñada que dejaba en evidencia cierta incoherencia entre el entorno y lo que salía de cocina. No obstante y a pesar de esta mejora, aún queda recorrido.

El preciado espacio de la interminable barra de antaño, lo ocupa ahora varias mesas, algo que conlleva atender a un mayor número de personas y en consecuencia disponer de un servicio en sala ágil que en la actualidad, no se da.

En cocina, Javier Lancharro continúa el camino iniciado hace poco más de dos años sin muchas novedades. El brillo en las elaboraciones cárnicas de la tierra (especialmente el cerdo ibérico) que ofrece en carta y su tratamiento sigue siendo destacable.

No ocurre lo mismo con otros platos algo más alejados de la tradición local, como los risottos, muy desdibujados de la receta original.

Tampoco destaca el surtido de setas de cultivo en caldereta, con un exceso de líquido (que no salsa), ni el paté de pato con confitura. La ensalada de escabechados se mantiene algo tibia en aliño.

Si merece el cochinillo ibérico, la hamburguesa de lagarto ibérico por su punto de cocinado y jugosidad así como “las mejores partes del cerdo a la parrilla” por su calidad y ejecución, en concreto el mogote y la presa.

De notable el jarrete de cordero extremeño, sabroso y con mucho sabor, prueba de la buena base tradicional de Lancharro.

En postres, conseguida la espuma de galletas y rica a la par que “licorosa” la tarta de la abuela, elaboración próxima a la clásica tarta de galletas.

Todo apunta a la consolidación de este Honky Tonk como candidato a una de las mejores opciones de la provincia, para lo cual deberá desvincularse del conformismo, dando un nuevo giro de tuerca a las elaboraciones, actualizando con cierta frecuencia la carta y revisando aquellos platos que no mantienen un nivel mínimo. Queremos verlo, seguiremos la estela.

Fecha: Marzo´17

______________________________________________________________________________________

Anotamos una de las buenas sorpresas de este año 2016 de esas de las que te encuentras como de casualidad, sin buscar y de forma inesperada en una modesta aunque fundamental localidad de la provincia de Badajoz como es Monesterio.

Este Honky Tonk, está pilotado por Javier Lancharro (1977), un joven cocinero monesteriense que tuvo que hacerse como tal en tiempos difíciles. Pasó del sector metalúrgico al oficio de los fogones hace poco más de un lustro, cuando a consecuencia de la ya omnipresente pesadilla económica decidió formarse en la escuela de hostelería de Sevilla y con posterioridad realizar varios stages por diferentes restaurante de referencia (como el “Abantal” en la capital hispalense).

Javier reconoce que el arranque del negocio, hace poco más de un año, fue algo difícil dado el “choque conceptual” de los platos propuesto en un público poco habituado a este tipo de enfoque. No obstante, poco tiempo han tardado los lugareños en habituarse a lo bueno que ven como crece paulatinamente la cliente que ya procedente de otras localidades.

Lancharro define su cocina como moderna con base tradicional. Desde luego sus platos fuertes reflejan una clara intención por la incorporación de productos locales y notas modernas que expresan una gran actitud que de mantenerla generará sin dudas buenos éxitos.

El modesto local se presenta tal cual, sin mucha atención a lo estético y a modo de barra central con apenas unas pocas mesas de bar. Lo fuerte sin duda se cuece en la cocina. Tapas generosas donde el elemento principal, de buena calidad, es tratado con acierto.

También sorprenden los excelentes precios de la carta del Honky Tonk algo que lo hace aún más apetecible.

P1030980

Paté

thumbnail_IMG-20160311-WA0016

Cochinillo ibérico a baja temperatura

Honky Tonk

Lomo de cerdo ibérico

carta Honky Tonk, Monesterio

Carta del Honky Tonk

Buen producto, buena técnica y actitud, mucha esperanza. Seguiremos su evolución.

Honky Tonk

Calle templarios, nº9.

06260, Monesterio.

Teléfono: 924518180

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *