Antonio Granero

Antonio Granero (1972, Villafranca de los Barros).

Es de carácter campechano, enérgico, directo, un tipo de la tierra sin complejos que transmite seguridad, y conocido, muy conocido especialmente en la población extremeña gracias a su trabajo desde hace más de ocho años en Canal Extremadura Televisión a través de su programa “En su punto” (“con Granero”, coletilla añadida esta última temporada), siendo sin duda en la actualidad uno de los cocineros extremeños con más repercusión.

Antonio Granero cocinero

Antonio finaliza en 1996 sus estudios de Técnico de cocina en el Instituto de Fp Castillo de Orellana, realizando sus prácticas en el Restaurante Arzak en San Sebastián durante seis meses. Aunque probablemente sus primeros aprendizajes en el oficio comenzaron en su infancia, aprendizaje por observación, dado que su padre y madre fueron cocineros, algo que le influyó.

La formación durante los últimos veinte años está centrada fundamentalmente en la práctica, la lista es interminable y difícil de resumir. Pasa por diferentes contextos que le aportan una importante visión gastronómica. Realiza stages en restaurantes de referencia como en la cocina de “El Bulli Hotel” de Sanlúcar la Mayor, en Estéfano Cavallini de Londres (ciudad donde recorrerá varios establecimientos), en Arzak, y ya en la tierra en nuestro admirado Atrio y en el desaparecido Aldebarán en la época más esplendorosa como segundo de cocina así como en su estimado Restaurante Marchivirito como jefe de cocina y asesor gastronómico.

Granero consigue ganar en tres ediciones (2001, 2006 y 2009) el campeonato regional de cocineros de Extremadura y ser finalista en el nacional de 2008 entre otros muchos premios.

Martín Toni y Jordi

En 2003 abre su restaurante “Cinamomo” en Badajoz, proyecto que finalizaría un par de años después. Desde 2010, trabaja como principal en su escuela de cocina en la natal Villafranca de los Barros.

Pero es la televisión la que nos ayuda a ver las cualidades del paisano. Antonio demuestra un derroche de conocimientos que en ocasiones desborda al tele-espectador, integra y adapta conceptos de forma entendible, “cocina sin gilipolleces” como diría aquel, pero sin abandonar la elegancia, la técnica y el sentido común en el plato.

El talento de Granero apabulla, un día lo ves ejecutando con gran desparpajo un clásico francés, español, o italiano (con su resultona pasta fresca), otro día aparece con un cordero al hombro y lo despieza entero con una destreza asombrosa. En otro programa uno puede disfrutar de una masterclass sobre cómo hacer productos de matanza, o cómo elaborar una buena hogaza de pan. Sin obviar su evidente habilidad para la repostería, sin duda este tipo no ha perdido el tiempo.

Es posible que muchas de sus recetas sean repetitivas (abuso de holandesas, merengues, crema pastelera, etc.) algo entendible dada la complicada tarea de proponer en todo este tiempo más de mil recetas. Por ello quedémonos con las virtudes.

Entre sus otras virtudes, Antonio hace una cocina para todos-as, no deja de lado el inculcar la importancia de la cocina de aprovechamiento, trabajando de forma constante la idea de dar recorrido a los productos, está claramente pegado a la calle. Su humildad y sencillez engancha.

Su control en las diferentes partes del proceso asombra, su precisión en el manejo del cuchillo cuesta asumirlo, uno se pregunta cuántas horas de trabajo hay detrás.

Además tiene el buen hábito de hablar de la tierra y de sus muchos y virtuosos productos. Sin duda un gran y necesario embajador. Y por si fuera poco es generoso, uno aprende viéndolo desde el sofá (y más si definitivamente tomas la determinación de hacer la elaboración) fundamentalmente porque no se guarda nada, como muchos de los grandes, pienso en F. Adriá de cuya generosidad se beneficiaron tantos…

Ojalá surjan más Graneros, muchas más actitudes frente a la cocina como las suyas, de verdad que las necesitamos.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail
8 comments on “Antonio Granero
  1. En esta vida uno tiene que ser agradecido,te olvidas Quién fue el primero en valorar tu trabajo pagándote el sueldo que merecía un profesional como tú poniéndote mi casa a tu plena disposición una casa con una trayectoria intachable con más de 35 años, contribuyendo con esta región al más alto nivel para que puedan haber televisiones como en la que tú trabajas,mi estimado amiigo no te acuerdas que fui yo quien te dio el bastón de mando para el programa en su punto.o es que ya no te acuerdas?,y no solo eso sino mi recomendación en la productora donde empezastes.eso quizás no lo sepas¡,y un amigo encubierto que siempre fue fiel defendiendo tu profesionalidad ante las críticas que te hacían a tus espaldas.Te escribe esto alguien que se siente orgulloso y triunfador de su profesión, solo con mi trabajo sin ayudas de ninguna institución.Bueno estimado Antonio en principio solo quería ver la biografía de alguien el cual admiro como profesional, y no te olvides ! Humildad,respeto a quien realmente te ha puest en ese privilegiado lugar.

    • Todo lo contrario de lo q usted acaba de publicar, cariñoso, humilde, encantador pero sobretodo su profesionalidad y un saber q me encanta, un placer aberte conocido Antonio

  2. Yo tuve la oportunidad de verlo cocinar en directo en una feria del jamón y catar sus platos.
    Cercano,sencillo,amable y cariñoso.
    Elaboraciones para todos los gustos y bolsillos.
    Buen orador y excelente cocinero.

  3. ¿y quién es ese Paco Blanco? supongo que por el comentario el dueño de la Toja, hoy cerrada a saber por qué. Vaya opinión más resentida, ¿envidia?

  4. Almagro,te aclaro el comentario que has hecho del restaurante la Toja y de francisco blanco,decirte que he cerrado mi negocio por qué he cumplido mi labor profesional después de 40 años de trabajo y adquiriendo mi jubilación correspondiente.respecto a la envidia cero,yo como profesional conseguí lo que quise.

    • D. Francisco Blanco, destila Ud. en su comentario más amagura y resentimiento que otra cosa. Y su soberbia para decir que como profesional lo consiguio todo, pues ya muestra como es. Con amigos como Ud., no hace falta enemigos

  5. Tuve la oportunidad de conocer a Antonio Granero como invitado a su programa en el año 2007. Solo tengo palabras de agradecimiento por el trato dispensado, por ser como es, que puedo asegurar que como se ve por la televisión así es en persona, y por lo mucho que aprendí en tan poco espacio de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *