Alaude, 6 meses de Barrica

Carmen Tristancho

Carmen Tristancho

 

Alaude, 6 meses de Barrica

Cuando la personalidad de un enólogo y su equipo técnico se impone en el trabajo de campo y de bodega, pueden ocurrir dos cosas: una, que el resultado de esta combinación sea una genialidad o dos: que sea una catástrofe de locuras irreversibles. En este caso la primera opción es la correcta.

vino alaude

El ejemplo de un trabajo duro y amor por la cultura del vino, un vino de la tierra de Extremadura que no dejará indiferente a quien lo pruebe. José Daniel Megías Ambrona y su socio Jorge Rodríguez Torrescusa tenían muy claro el vino que iban a elaborar, plasmando su personalidad, distinto, destacando el objetivo fundacional de la bodega, conseguir un vino propio y de gran carácter; “un vino que habrá a quien le guste y a quien no le guste”, como decía José Daniel, pero con una personalidad muy definida.

Para elaborar estos vinos, José Daniel y Jorge no tienen ni una sola hectárea de viñedos en propiedad, sino que, gracias a los convenios con viticultores de la zona pueden permitirse el ‘lujo’, de elegir las uvas que mejor han sido tratadas para la elaboración de sus vinos.

Ellos se encargan de hacer los seguimientos a las cepas y de esta manera conocen el estado de salud de cada una en todo momento; cuando llega la vendimia deciden cuales son las parcelas de las que van a recoger las uvas.

Para homenajear su legado histórico, Bodegas Alaude decidió desarrollar un ‘packaging’ basado en la caligrafía elegante y sobria de Bartolomeo Sanvito (siglos XV-XVI), un iluminador italiano que dedicó su vida al arte de la caligrafía y destacó en la elaboración de letras capitulares o iniciales. Este experto iluminador fue el primero en adaptar la lapidaria romana al trazo de la pluma caligráfica, y sus innovaciones perduran en muchas familias tipograáficas actuales.

Para recoger ese mismo espíritu a la par de innovación y tradición, tanto las etiquetas de Quinta Alavde y Alivs como la propia entidad visual de Bodegas Alaude han sido desarrolla- das a partir de caligrafías manuales exclusivas, basadas en el trabajo de Sanvito.

La personalidad de sus dueños es tan arrolladora como el vino de sus botellas, unas botellas que duermen tranquilas en los botelleros, creciendo en calidad para llenar de armonía las copas; unos vinos que, como ya hemos dicho antes, no dejarán indiferente a nadie.

Una vez abierta la botella, nos encontramos con un vino que cae en la copa dejando un rastro de color que ya nos indica su carga frutal, incluso habiendo estado 6 meses en barrica.

Un vino que necesita su tiempo en la copa para sacar todo su potencial de fruta madura, con una madera que no le quita el protagonismo a esos frutos que tiñen el cristal, dejarlo respirar bastante tiempo hará que se vuelva un gran aliado para disfrutar del tiempo que se ha estado oxigenando.

Un vino maduro con una combinación de variedades que juegan con los aromas en la copa, la Tempranillo brilla con su regaliz, mientras que la Cabernet le presta su elegancia y aromas de hierba fresca, redondeados con los aromas de la barrica de roble americano, e insisto muy bien puesta en su sitio, no desentona, se mantiene en su papel, un segundo papel sin más pretensiones. Su acidez un poco subida le da un aire fresco, quizás pierda un poco el equilibro, pero se le puede perdonar por su elegancia.

Un vino rotundo que nos acerca en la cocina a los guisos, que nos pide platos de cuchara, como unas patatas riojanas, pero un pulpo a la gallega agradecerá de manera sobrada la confluencia de los elementos del plato y la copa ensamblando todo el potencial del conjunto.

Pero si echamos un vistazo a las carnes plancha y brasa, este vino se vuelve indiscutiblemente en un gran compañero de viaje.

Lo dicho, rotundo y firme, así lo elaboran y así lo coges o lo dejas.

 

¿Cómo conseguir este vino? Accede a través de este  V Alaude

LOGO-LA-BODEGA

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *